Varias mujeres muestran pancartas con el rostro de Emine Bulut, asesinada por su marido, a las puertas del tribunal de Kirikkale, en Turquía, el 9 de octubre de 2019

El juicio de un hombre acusado de haber apuñalado a su exmujer en presencia de su hija en Turquía, que suscitó una gran conmoción en el país, comenzó el miércoles en un ambiente tenso.

El asesinato en agosto de Emine Bulut, de 38 años, provocó manifestaciones contra la violencia machista y relanzó el debate sobre el aumento de los feminicidios en este país.

Bulut, que se había divorciado de su marido cuatro años antes, fue apuñalada en un café ante la mirada de su hija de 10 años en la ciudad de Kirikkale, situada en Anatolia central.
La mujer murió en el hospital.

El proceso comenzó en un ambiente tenso en una sala de audiencia repleta del tribunal de Kirikkale, según una periodista de la AFP.
El acusado, Fedai Varan, comparecía por videoconferencia desde la cárcel.

El exmarido de Bulut, de 43 años, podría ser condenado a cadena perpetua por 'asesinato premeditado con circunstancias agravantes'.

El drama tuvo gran repercusión en Turquía debido a un video grabado justo después del ataque y que se hizo viral en las redes sociales.

En él se ve a Bulut agonizante en el café sujetándose el cuello mientras le dice a su hija: 'No quiero morir'.
A su lado, la niña llorando responde: 'Mamá, te lo ruego, no te mueras'.

Después de haber sido detenido, Varan intentó justificar su acto declarando a la policía que la víctima le había 'insultado'.

Un total de 354 mujeres fueron asesinadas en Turquía durante los nueve primeros meses de 2019, según el grupo de defensa de los derechos de las mujeres 'Pararemos el feminicidio'.
En 2018, la cifra se elevó a 440.
En 2017, fue de 409, en comparación con los 121 en 2011.

Fuente: AFP >> lea el artículo original