• El 4 de julio, infantes de Marina británicos y la Policía gibraltareña interceptaron al buque cisterna Grace 1, de bandera panameña, en aguas del estrecho de Gibraltar, en el sur de la península Ibérica.
    La nave es propiedad de una empresa de Singapur.
  • El ministro principal del enclave británico, Fabian Picardo, afirmó que el barco transportaba petróleo a Siria, 'en violación' de las sanciones de la UE impuestas a Damasco.
  • Según el Gobierno español, que considera las aguas de Gibraltar como propias, los británicos capturaron el barco a petición de EE.UU. 
  • Por su parte, Irán convocó al embajador británico en Teherán y criticó la interceptación del buque como 'un paso destructivo' y 'una forma de piratería'
  • Gibraltar anunció que había conseguido una orden de su Corte Suprema para extender la detención del Grace 1 por 14 días en base a las sospechas de que el buque violó las sanciones impuestas a Siria.

Más información, en breve.

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original