JERUSALÉN (Sputnik) — Un informe sitúa a Israel a la altura de países como Siria, Arabia Saudí e Irán en lo que respecta a restricciones a la libertad religiosa, e indica que han aumentado los límites a las prácticas judías en Europa y los ataques contra los judíos.

El texto, publicado por el Pew Research Center, que investiga las prohibiciones religiosas en todo el mundo, indica que Israel es uno de los 20 países con mayor restricción religiosa del planeta.

Israel es, según el documento, el quinto estado con un nivel más alto de 'hostilidades sociales relacionadas con las normas religiosas' y el sexto con un nivel más alto de 'tensión y violencia interreligiosa'.

El informe cita incidentes en Israel como el hostigamiento de personas que conducen automóviles cerca de barrios ortodoxos en shabat —día de descanso judío—, o de funcionarios gubernamentales que 'difieren de alguna manera de las autoridades religiosas o de sus doctrinas sobre asuntos legales'.

Un judío cerca de la Cúpula de la Roca en Jerusalén© AP Photo / Ariel SchalitIsrael aprueba una ley que discrimina a los árabesIsrael se autodefine como un estado judío. El principal rabinato, ultraortodoxo, controla todos los matrimonios reconocidos, el divorcio, los entierros y las conversiones al judaísmo.

Las bodas y el resto de ceremonias que no se celebran según la corriente ultraortodoxa no son reconocidos por el estado. Además, la mayoría de las ciudades de Israel no disponen de transporte público en shabat.

El informe señala también que en 2017 se produjeron hostigamientos contra los judíos en 87 países y que se restringió su libertad religiosa en lugares como Alemania y Eslovenia, donde los gobiernos interfirieron en la cuestión de la circuncisión de bebés.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original